PROPUESTA: CREAR UN RINCÓN DEL OTOÑO EN CASA

Hola familias!!

hemos pasado de estación y lo vamos notando poco a poco. Cada vez hace más fresquito, anochece antes, cambian los colores de la naturaleza y los peques descubren el cambio de estación poco a poco. En la escuela les enseñamos los cambios que se producen a su alrededor y aprovechamos para trabajar colores, vocabulario, formas, etc., de manera lúdica y estimulando todos sus sentidos. A continuación os proponemos crear un rincón de estación otoñal en casa. No pretendemos crear un rincón como decoración, sino como experimentación, manipulable. Se trata de que el niño/a observe, manipule, huela, en definitiva que experimente desde el inicio. Pretendemos que sea una o verias jornadas lúdicas en familia. Todavía hace buen tiempo y podemos aprovechar para hacer alguna salida al campo o incluso por algún parque para observar y recoger los elementos para nuestro rincón. Debemos de integrar al niño en la actividad, en la creación del rincón, desde la salida con la observación de las flores, hojas, ramas, colores propios del otoño, la ropa que llevamos puesta, las nubes y el sol, etc.

Les podemos ofrecer un cubo para recoger los objetos que formarán parte del rincón del otoño. Depende de por donde realicemos el paseo podemos encontrar hojas de diversos colores y formas, algún fruto como bellotas o castañas, flores, ramitas, setas, piñas, piedras de distintos tamaños … En casa podemos completar con algún fruto propio de la estación como las calabazas o las granadas. Una vez recogido podemos clasificar en casa por nombre, color o tamaño. También podemos usar láminas con imágenes otoñales. Después podemos realizar varias actividades para crear nuestro rincón aunque en principio debe de primar la creatividad y plasticidad del espacio que creemos.

Esperamos que disfrutéis con la creación de l rincón del otoño con los más peques de la casa. Si os apetece nos enviáis fotos de vuestros rincones otoñales.

Un abrazo.

PRIMEROS PASOS DEL CURSO 20-21

Hola familias!!

ya hemos andado un pequeño trecho del curso 2020-2021. Un curso que como siempre está lleno de ilusión y de actividades programadas, pero que también tiene cierta incertidumbre. Al igual que pasa en las familias y en otros sectores, la escuela no es ajena ala situación extraordinaria que estamos viviendo.

Pero no vamos a vivir pensando en lo que puede venir, sino que vamos a ir día a día, con ganas e ilusión, como siempre lo hemos hecho, cuidando y enseñando a los más pequeños y siendo el apoyo para todas las familias que han confiado en nosotros el cuidado y educación de sus hijos.

Ya estamos en la mitad de octubre, ha pasado el período de adaptación y esos primeros lloros, y ha llegado el otoño. Hemos disfrutado haciendo mazapán, con nuestros nuevos amigos y reencontrándonos con los del año pasado, con nuestra nueva profe y nuestra nueva clase. También hemos descubierto el rocódromo que hemos montado en el patio para psicomotricidad y enseguida nos hemos puesto a escalar. Jugamos en el taller de música y cuidamos el huerto.

Tomamos todas las medidas sanitarias recomendadas y recogidas en nuestro plan de contingencia contra el coronavirus. Y con la colaboración de todas las familias estamos consiguiendo esquivar el bichito dentro de nuestra escuela.

Ahora a preparar la fiesta de Halloween que celebraremos el día 30 de octubre, y a seguir adelante con mucha ilusión.